Yundi Li toca el nocturno op.9 num. 2 de Chopin

Publicado por jorge.andreu el 4 de abril de 2008 · 4 comentarios

Yundi Li, nacido en Chongquing (China) en 1982, tuvo el honor de ganar la XIV edición del Concurso Chopin de Varsovia, el certamen pianístico más prestigioso del mundo, cuyos otros ganadores en la historia han sido, entre otros, Martha Argerich y Maurizio Pollini. Ha sido el primer pianista chino ganador del concurso, obteniendo además un premio extra por la interpretación de una polonesa de Chopin. Es, además del primer chino, el pianista más joven que ha ganado este concurso, lo que le sitúa en una gran posición. Esto ocurrió en el año 2000, pero Li no continuó ofreciendo conciertos, sino formándose para llegar a ser –como dijo– “el próximo Zimerman”. También destaca entre sus premios el Premio Liszt de Jóvenes Pianistas de Utrecht, en Holanda.

Su técnica y su interpretación son las destinadas a la música romántica, siendo Liszt y Chopin sus favoritos, además de ser éste último el que lo ha llevado a la fama mundial, pues todos quedan asombrados cuando lo ven interpretar una pieza del compositor polaco.

El nocturno que os presento a continuación es uno de los más tranquilos de Frederick Chopin, al mismo tiempo que uno de los más bonitos, que, junto con la interpretación del joven pianista Yundi Li, se convierte en una de las piezas maestras que cualquier músico alaba. Sus bajos nos llevan a un mundo de ensueño en el que una refinada melodía llena de pasión nos incita a vagar por las sensaciones. La atmósfera nos ambienta en la noche –como el nombre de la obra indica– y nos induce a despejar la mente de todas las demás cuestiones que nos preocupan para escuchar la música. Sin duda, Frederick Chopin es el mejor compositor romántico –a gusto personal, aunque también he de resaltar como favorito a Rachmáninov y a Liszt– por su forma de crear nostalgia y a la vez pasión.

Este nocturno es el segundo de un trío de piezas que forman el opus 9 de Chopin. En mi bemol mayor, goza de un ritmo ternario en un compás de cuatro negras con puntillo –esto es, de doce corcheas– que dan al oyente menos experto una sensación de vals. Recalco: no es un vals, es un nocturno. Los valses de Chopin tienen otro aire distinto a éste, más intenso. Sin ningún género de dudas, pues, Yundi Li, que no cuenta todavía ni treinta años, es uno de los mayores maestros del piano que existirán en nuestros días.

El toque importante y llamativo que da el pianista a esta obra es su modo de mantener el sonido de los bajos durante el mayor tiempo posible. La construcción de una melodía sobre ese bajo es lo que da la sensación de que estamos volando en el espacio.

Una nota importante que añadir antes de dar paso al vídeo: al comenzar éste pone que el nocturno es op.66. Esto no es así, pues el opus 66 de Chopin es la Fantasía-impromptu en do sostenido menor, obra de la que hablaremos más adelante, ya que es otra de las más importantes del compositor polaco. Sólo aclararlo. Éste es opus 9 número 2. Disfrútenlo. Merece la pena.

Imagen de previsualización de YouTube

Artículos relacionados que recomendamos leer:

  1. Martha Argerich toca a Chopin La pianista argentina es una de las mejores pianistas de...
  2. Fréderick Chopin – Fantasía impromptu De nuevo nos vemos en sábado, y por ello, toca...
  3. Rubinstein toca a Franz Liszt El nocturno de Franz Liszt subtitulado Sueño de amor, es...
  4. Sokolov toca el Precipitato de Prokofiev El Precipitato, el tercer movimiento de la Sonata número 7...
  5. Valentina Lisitsa toca a Rachmaninoff Valentina Lisitsa es conocida por haber ganado en 1991 la...

Más artículos sobre: , , , .

Ver todo dentro de la categoría Biografías de artistas, Música clásica.

Comparte este artículo


Acerca del artículo

Este artículo ha sido escrito por – que ha publicado 139 artículos en Granmusica.

Recibe novedades en tu email

Si quieres recibir artículos relacionados y novedades en tu email, ingresa tu dirección en el siguiente formulario, es totalmente gratis :)


{ 4 comentarios… léelos a continuación o agrega uno }

Deja un comentario

Artículo anterior:

Artículo siguiente: